Fast Track: Barcelona en 2 días

Por Álvaro Galisteo

Desde el parque Güell hasta la Sagrada Familia, descubre como visitar Barcelona en 2 días con nuestro Fast Track

La Sagrada Familia y alrededores, desde el cielo
Fast Track es nuestra guía de viaje express, donde te contamos nuestra experiencia de visitar un destino en muy pocos días.
Madrid → Barcelona
Tren • 2h 50min.
Viernes → Sábado

Enero, febrero y marzo son épocas de temporada baja en la mayoría del hemisferio norte. Es frecuente que muchas compañías de transporte y alojamientos reduzcan sus precios durante los primeros meses del año para atraer a clientes: y es ahí donde puedes aprovechar las ofertas para una rápida excursión a cualquier destino posible.

Así hizo Ouigo España a comienzos del año 2023. Con precios reducidos debido a la baja demanda, nos hicimos propietarios de billetes de tren de ida y vuelta por un coste total de 36€/persona para visitar Barcelona durante un viernes y un sábado. Podrían haber sido más baratos si hubiésemos escogido días entre semana, pero algunos tenemos responsabilidades de las que hacernos cargo.

Una vez reservados nuestros billetes, ¿qué hacemos con el alojamiento?. En este caso, los horarios de los trenes son bastante distantes entre sí: salimos el viernes por la tarde y volvemos un sábado por la noche, por lo que esta vez, es necesario reservar un alojamiento. Optamos por una habitación privada con baño compartido en el hostal Safestay Barcelona Passeig de Gràcia, a un bloque de distancia de la Casa Batlló, por un coste total de 25€/persona.

Nuestro viaje express comienza un viernes a las 17:00 en Atocha, en el centro de la capital de España, justo después de trabajar. Para los que nunca han viajado en tren, la experiencia es muy recomendable, mucho mejor que un vuelo. Aproximadamente 30 minutos antes de la salida del tren, llegamos a la entrada para la sala de espera.

La fila para entrar es corta, y a diferencia de los aeropuertos, el control de seguridad consiste en pasar chaquetas y mochilas por un escáner de rayos, y listo. Nada de vaciar bolsillos, quitarse zapatos y poner portátiles en bandejas.

Por otra parte, el viaje es bueno. El WiFi, no tanto. A pesar de ello, tienes una cobertura limitada prácticamente durante todo el viaje, suficiente para contestar algún que otro mensaje y ver algún que otro tuit. Finalmente, en poco más de 3 horas, habíamos llegado a Barcelona-Sants.

Desde Atocha (Madrid)...<br>Francesco Zivoli en Unsplash
Desde Atocha (Madrid)...
Francesco Zivoli en Unsplash
... hasta Barcelona-Sants.
... hasta Barcelona-Sants.

Cómo moverse por Barcelona

Al ser un viaje express, la mejor forma de moverse por la ciudad es caminando. Barcelona es una ciudad muy adaptada a peatones, por lo que no es ningún problema ir de punto A a punto B caminando. Sí que es cierto que la estación Barcelona-Sants está algo lejos de los principales puntos de interés de la ciudad, por lo que sí que es recomendable hacer los trayectos desde/hasta esta estación con dos billetes sencillos, suficientes para cubrir tu viaje de ida y vuelta.

En el caso de que quieras acumular el récord de mayor número de puntos de interés visitados en poco tiempo, cuando se trata de moverse por la ciudad de Barcelona, el transporte público es la opción más cómoda y práctica. Con su amplia red de metro, Cercanías y autobuses, puedes explorar fácilmente los principales lugares de interés, aunque el servicio de Cercanías, al igual que en Madrid, a veces deja que desear.

Si viajas en grupo o en familia, la mejor opción es la tarjeta T-familiar (desde 10 €), un abono multipersonal con 8 viajes durante 30 días en todos. Por otro lado, si viajas solo o en un grupo reducido, la tarjeta T-día (desde 10,50 €) es otra alternativa, un abono individual que te permite viajar de forma ilimitada durante un día.

Un detalle a saber es que TMB ha implementado opciones adicionales para comprar billetes a través de la web TMB Tickets o la TMB App, lo que te permitirá adquirir tus billetes por internet y recogerlos las expendedoras de las estaciones de metro utilizando un código.

Qué visitar en Barcelona

Como tenemos pocos días para visitar Barcelona, hay que elegir bien los lugares a visitar. Mi lista de imprescindibles es la siguiente:

Sagrada Familia

La Sagrada Familia es una obra maestra inacabada del famoso arquitecto Antoni Gaudí y uno de los principales iconos de Barcelona. Esta monumental iglesia católica impresiona con su diseño único y detallado, donde la fusión de elementos religiosos y naturaleza se entrelaza en cada rincón. La construcción de la Sagrada Familia comenzó en 1882 y aún continúa en proceso, convirtiéndola en una obra en constante evolución.

La Sagrada Familia, aún sin terminar de construir
La Sagrada Familia, aún sin terminar de construir
Conoce más: ¿Qué pasó con los planos de la Sagrada Familia?

La historia de los planos de la Sagrada Familia es interesante y está marcada por una serie de acontecimientos y desafíos.

La Sagrada Familia fue diseñada por el arquitecto Antoni Gaudí, quien se hizo cargo del proyecto en 1883. Durante su tiempo como director de las obras, Gaudí realizó numerosos bocetos, dibujos y maquetas para plasmar su visión arquitectónica. Sin embargo, gran parte de los planos originales de Gaudí fueron destruidos durante la Guerra Civil Española en 1936.

Tras la muerte de Gaudí en 1926, la construcción de la Sagrada Familia continuó bajo la dirección de diferentes arquitectos siguiendo los principios y las ideas dejadas por Gaudí. Sin embargo, debido a la falta de planos detallados y a los daños causados durante la guerra, se enfrentaron dificultades para comprender y completar el diseño original.

Afortunadamente, en la década de 1950, se descubrieron algunos de los planos originales de Gaudí que habían sobrevivido en los archivos de la familia del arquitecto. Estos planos proporcionaron una valiosa guía para continuar la construcción de la Sagrada Familia de acuerdo con la visión de Gaudí.

En las décadas siguientes, se realizaron importantes esfuerzos de investigación y reconstrucción para recuperar la esencia y el diseño original de Gaudí. Se utilizaron fotografías, maquetas y documentos existentes para reconstruir los detalles y los elementos decorativos perdidos.

En la actualidad, la construcción de la Sagrada Familia continúa bajo la dirección de la Fundación Junta Constructora del Templo Expiatorio de la Sagrada Familia. Se ha recurrido a tecnologías modernas, como la modelización 3D y la informática, para complementar los planos originales y avanzar en la construcción de la basílica.

Si bien los planos originales de la Sagrada Familia sufrieron daños y pérdidas significativas, se ha trabajado arduamente para mantener la esencia y la visión de Gaudí en la construcción del edificio. La Sagrada Familia continúa siendo una obra maestra en constante evolución y representa una síntesis única de la visión de Gaudí y el trabajo de otros arquitectos y artesanos que han contribuido a su construcción a lo largo de los años.

Casa Milá

La Casa Milá, también conocida como La Pedrera, es otro impresionante ejemplo del genio creativo de Gaudí. Esta residencia modernista destaca por su fachada ondulante y sus originales chimeneas en forma de guerreros. Admira el diseño innovador de su interior, que combina elementos arquitectónicos con elementos decorativos y funcionales. La casa Milá fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984.

Casa Milá. Manuel Torres Garcia en Unsplash
Casa Milá. Manuel Torres Garcia en Unsplash
Conoce más: ¿Quién es el propietario de la Casa Milá?

Cuando se construyó en la primera década del siglo XX, la Casa Milá fue encargada por el matrimonio Roser Segimon y Pere Milà como su residencia familiar. Sin embargo, su diseño y apariencia poco convencionales generaron cierta controversia en ese momento. Después de la muerte de Pere Milà en 1940, el edificio cambió de propietarios en varias ocasiones.

Durante muchos años, la Casa Milá albergó tanto viviendas como oficinas. Sin embargo, con el paso del tiempo, su estado de conservación y mantenimiento se deterioró. En la década de 1980, el edificio fue adquirido por la Fundació Catalunya-La Pedrera, que llevó a cabo una extensa restauración para preservar y proteger su valor arquitectónico. Desde entonces, la Fundació se encarga de la gestión y conservación del edificio.

En cuanto al alquiler, actualmente no es posible alquilar un apartamento en la Casa Milá, ya que no se destina a fines residenciales. Sin embargo, el edificio alberga diferentes espacios culturales y exposiciones, incluyendo el Espai Gaudí, donde los visitantes pueden explorar y admirar el interior y la azotea del edificio.

Casa Batlló, Casa Amatller y Casa Lleó Morera

Las siguientes tres casas, en el mismo bloque de edificios, fueron construidas por los tres arquitectos catalanes más destacados de la historia: Antoni Gaudí, Josep Puig i Cadafalch y Lluís Domènech i Montaner. Aunque cada uno desarrolló su propio estilo arquitectónico, compartieron una conexión con el modernismo catalán y dejaron un legado importante en la arquitectura de la ciudad.

La Casa Batlló, actualmente propiedad de la empresa Chupa Chups, es una obra maestra surrealista de Gaudí que no pasa desapercibida. Su fachada colorida y ondulante, decorada con mosaicos y vidrieras, es una verdadera obra de arte. Un dato curioso es que la fachada de la Casa Batlló se asemeja a un dragón, con su balcón en forma de cráneo y sus escamas cerámicas de colores.

La Casa Batlló, una de los edificios destacados del surrealismo catalán
La Casa Batlló, una de los edificios destacados del surrealismo catalán

La Casa Amatller es un ejemplo destacado del modernismo catalán y se encuentra junto a la Casa Batlló. Esta residencia combina elementos góticos y renacentistas con un estilo propio. Su fachada decorada y su torre con influencias flamencas la convierten en una visita fascinante. Esta casa fue construida para el chocolatero Antoni Amatller y alberga en su interior una tienda de chocolates con deliciosas especialidades, además de su propio museo del chocolate.

La Casa Lleó Morera es otra joya modernista. Esta residencia destaca por su fachada ornamentada con hermosos detalles escultóricos y una torre con un reloj decorativo. Actualmente propiedad de LOEWE, la Casa Lleó Morera alberga un impresionante vestíbulo y un patio interior con vidrieras que crean efectos luminosos sorprendentes.

Plaça de Catalunya

La Plaça de Catalunya es una de las plazas más emblemáticas y concurridas de Barcelona y una de las plazas más grandes de España. Ha sido escenario de diversos eventos históricos y ha experimentado cambios a lo largo de los años. Este lugar animado y bullicioso es el punto de encuentro de las principales avenidas de la ciudad, como la avenida de Las Ramblas. Es un lugar ideal para tomar un descanso, disfrutar de las vistas o incluso hacer un picnic improvisado.

Conoce más: La Plaça de Catalunya a lo largo de los años.

En su origen, la Plaça de Catalunya era un terreno baldío ubicado extramuros de la ciudad medieval. Fue en el siglo XIX cuando se inició su urbanización y se convirtió en un importante punto de encuentro y conexión entre diferentes barrios de la ciudad.

Durante la Guerra Civil Española (1936-1939), la Plaça de Catalunya fue testigo de importantes acontecimientos. Durante la contienda, la plaza sufrió bombardeos y destrucción, y posteriormente fue escenario de concentraciones y manifestaciones tanto a favor como en contra del régimen franquista. La plaza adquirió un simbolismo político y social en ese período y se convirtió en un lugar de encuentro para los ciudadanos que buscaban expresar sus ideales y reivindicaciones.

En décadas posteriores, la Plaça de Catalunya fue objeto de renovaciones y proyectos urbanísticos que buscaban revitalizar y modernizar el espacio. Se realizaron mejoras en la infraestructura, se amplió el espacio peatonal y se crearon zonas ajardinadas, convirtiéndola en un punto central de la vida urbana.

En años más recientes, la Plaça de Catalunya ha sido escenario de diversas manifestaciones, celebraciones y eventos culturales. Además, es un punto de partida y llegada de muchas líneas de transporte público, lo que la convierte en un lugar de encuentro y tránsito para los residentes y visitantes de la ciudad.

Font de Canaletes

La Font de Canaletes es una fuente emblemática ubicada en la Plaça de Catalunya. Según la tradición, aquellos que beben agua de esta fuente están destinados a regresar a Barcelona en el futuro. Es un lugar popular para hacer una parada, rellenar tu botella y disfrutar de un momento de tranquilidad mientras observas el bullicio de la ciudad a tu alrededor. De momento, no hemos podido comprobar si es cierto lo de regresar en el futuro, pero no nos extrañemos si nos encontramos un Fast Track Barcelona 2024.

Palau de la Música Catalana

El Palau de la Música Catalana es un magnífico edificio de estilo modernista dedicado a la música. Diseñado por Lluís Domènech i Montaner, este impresionante lugar de conciertos es conocido por su espectacular sala de conciertos con un techo de vidrieras y detalles ornamentales exquisitos. El Palau de la Música Catalana fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.

Conoce más: Palau de la Música Catalana durante el franquismo

Franco y el Palau de la Música Catalana tienen una relación histórica compleja. Durante la dictadura de Francisco Franco en España (1939-1975), se impuso una política cultural y lingüística represiva que afectó a las expresiones culturales y a la identidad catalana.

Durante aquel período, el Palau de la Música Catalana sufrió limitaciones y restricciones en su programación artística y en el uso de la lengua catalana. El régimen franquista buscaba imponer el castellano como lengua única y desalentaba las manifestaciones culturales que promovían la diversidad lingüística y cultural de Cataluña.

Sin embargo, a pesar de las dificultades impuestas por el régimen, el Palau de la Música Catalana siguió siendo un lugar de encuentro y resistencia cultural para los catalanes. Se mantuvo como un espacio donde se celebraban conciertos y se promovía la música y la cultura catalana.

Tras la muerte de Franco en 1975 y la posterior transición democrática en España, se abrió un período de recuperación y revitalización de la cultura catalana. El Palau de la Música Catalana pudo retomar plenamente su papel como uno de los principales espacios de referencia cultural en Barcelona y en Cataluña en general.

En la actualidad, el Palau de la Música Catalana se ha consolidado como un símbolo de la identidad y la diversidad cultural de Cataluña. Es reconocido internacionalmente como un importante centro de música y artes escénicas, y continúa siendo un espacio abierto a todas las manifestaciones artísticas y culturales.

Basílica de Santa Maria del Mar

La Basílica de Santa Maria del Mar es una impresionante iglesia gótica situada en el barrio del Born. Su majestuosa arquitectura y sus altas columnas crean un ambiente sereno y místico. Un dato interesante es que esta iglesia fue construida en un tiempo récord de tan solo 55 años, lo cual es un logro notable considerando su tamaño y complejidad arquitectónica.

Plaza de Sant Jaume

La Plaza de Sant Jaume es el epicentro político de Barcelona y alberga el Ayuntamiento y el Palau de la Generalitat de Catalunya. Esta encantadora plaza medieval es un lugar donde la historia y la vida contemporánea se entrelazan. Pasea por sus calles adoquinadas y admira la arquitectura de los edificios que la rodean mientras te sumerges en el ambiente histórico de la ciudad.

Catedral de Barcelona

La Catedral de Barcelona, también conocida como la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia, es un impresionante ejemplo de arquitectura gótica. Sus imponentes torres y su magnífica fachada te cautivarán desde el primer momento. Explora su interior, donde podrás apreciar sus hermosas vidrieras y su claustro gótico, hogar de exuberantes jardines y la presencia de gansos. Un dato curioso es que la catedral alberga la tumba de Santa Eulalia, la patrona de Barcelona, cuya historia está ligada a la ciudad.

Conoce más: ¿Qué pasó con la Catedral de Barcelona?

La construcción de la catedral comenzó en el siglo XIII, en el lugar donde previamente se encontraba una iglesia románica. Sin embargo, las obras se prolongaron durante varios siglos y no fue hasta el siglo XV que se finalizó gran parte de la estructura gótica actual.

Durante los siglos posteriores, la catedral sufrió daños y modificaciones debido a incendios, terremotos y conflictos. En el siglo XIX, se realizaron importantes trabajos de restauración y se añadieron elementos neogóticos a la fachada principal.

Uno de los eventos más significativos en la historia de la catedral ocurrió durante la Guerra Civil Española (1936-1939). Durante este período, el templo sufrió graves daños debido a los bombardeos y los incendios provocados. Parte de las vidrieras, el órgano y otros elementos arquitectónicos fueron destruidos.

Después de la guerra, se llevaron a cabo importantes trabajos de restauración para reconstruir y reparar los daños sufridos. Estas labores de restauración continuaron en las décadas siguientes, y actualmente la catedral se encuentra en un buen estado de conservación.

Parque Güell

El Parque Güell es otro destacado punto de interés en Barcelona y una de las obras maestras de Antoni Gaudí. Diseñado como un jardín y complejo residencial en el estilo del modernismo catalán, el parque ofrece una experiencia única con sus estructuras curvas, mosaicos coloridos y vistas panorámicas de la ciudad. Fue encargado por el empresario Eusebi Güell y construido entre 1900 y 1914. El Parque Güell es reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es uno de los lugares más visitados de la ciudad.

El Parque Güell
El Parque Güell
Conoce más: ¿Por qué se construyó el Parque Güell?

El Parque Güell fue construido con el propósito de ser un jardín y un complejo residencial en el estilo del modernismo catalán. Fue encargado por el empresario Eusebi Güell y diseñado por el reconocido arquitecto Antoni Gaudí.

Eusebi Güell era un industrial y mecenas catalán que quería crear un parque residencial exclusivo en una zona montañosa de Barcelona llamada Monte Carmelo. El objetivo era desarrollar un espacio residencial de lujo rodeado de naturaleza y con vistas panorámicas de la ciudad.

El proyecto del Parque Güell comenzó en 1900 y se planeó originalmente como una urbanización con 60 parcelas para viviendas. Sin embargo, debido a la falta de interés de los compradores, solo se construyeron dos casas en el parque, una de las cuales fue la residencia de Gaudí durante un tiempo.

A pesar de que el proyecto residencial no tuvo el éxito esperado, Gaudí continuó trabajando en el diseño del parque, creando una serie de elementos arquitectónicos y paisajísticos únicos. Estos incluyen las famosas terrazas escalonadas, los mosaicos de trencadís, los bancos ondulados y la famosa salamandra decorativa en la entrada.

En 1922, el parque fue adquirido por el Ayuntamiento de Barcelona y se abrió al público como un parque municipal. Desde entonces, se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de Barcelona debido a su belleza arquitectónica, su fusión con la naturaleza y su conexión con la obra de Gaudí.

Plaza de España

La Plaza de España es una gran plaza situada al pie de la montaña de Montjuic. Fue construida para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 y se caracteriza por su gran tamaño y diseño monumental. En el centro de la plaza se encuentra una fuente impresionante y rodeándola hay edificios emblemáticos como las Torres Venecianas y el Palacio Nacional. La Plaza de España también es un importante centro de transporte, con conexiones a la red de metro y autobús de la ciudad.

Fira Internacional de Barcelona

La Fira Internacional de Barcelona es un complejo de ferias y congresos situado en el recinto de Montjuic. Es uno de los principales destinos para eventos y exposiciones tanto nacionales como internacionales. Con una amplia gama de instalaciones modernas y versátiles, la Fira alberga numerosas ferias comerciales, convenciones y eventos culturales a lo largo del año. Es un importante motor económico y un punto de encuentro para profesionales de diversos sectores.

Conoce más: Eventos famosos de la Fira Internacional de Barcelona

Mobile World Congress (MWC): Es el evento más grande de la industria móvil a nivel mundial. Atrae a líderes y profesionales de la tecnología móvil, así como a empresas de todo el mundo. Se presentan las últimas innovaciones, productos y servicios del sector.

Barcelona Bridal Fashion Week: Es una de las principales ferias internacionales de moda nupcial. Reúne a diseñadores, marcas y profesionales del sector de la moda para presentar las últimas tendencias en vestidos de novia, trajes de novio y moda para eventos especiales.

Smart City Expo World Congress: Es un evento líder en el ámbito de las ciudades inteligentes y la innovación urbana. Reúne a representantes de ciudades, empresas y expertos para discutir y presentar soluciones innovadoras para mejorar la vida en las ciudades.

Pabellón Mies van der Rohe

El Pabellón Mies van der Rohe es una joya arquitectónica ubicada en el recinto de Montjuic. Diseñado por el famoso arquitecto Ludwig Mies van der Rohe, fue construido como pabellón nacional de Alemania para la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. El edificio destaca por su diseño minimalista y elegante, con paredes de cristal, mármol travertino y un estanque reflejante. Actualmente, el Pabellón Mies van der Rohe es un espacio de exposiciones y eventos que alberga exposiciones sobre arquitectura y diseño.

Pabellón Mies van der Rohe
Pabellón Mies van der Rohe
Conoce más: Exposición Internacional de Barcelona de 1929

La exposición tuvo lugar en el recinto de Montjuic, una colina que se encuentra al suroeste del centro de Barcelona. En ese momento, se llevaron a cabo importantes trabajos de urbanización y construcción en Montjuic para preparar el espacio y los edificios necesarios para el evento.

El objetivo de la exposición era mostrar al mundo los avances de la industria y la tecnología españolas, así como promover el turismo y la imagen internacional de Barcelona. Se exhibieron numerosos pabellones de diferentes países, que mostraban su cultura, arte, industria y productos más destacados.

La Exposición de 1929 dejó un legado arquitectónico importante en Barcelona, ya que muchos de los edificios construidos para el evento todavía se conservan en la actualidad y se han convertido en iconos de la ciudad. Algunos ejemplos destacados son el Pabellón de Alemania, diseñado por Ludwig Mies van der Rohe, y el Palacio Nacional, que actualmente alberga el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

Además de los pabellones internacionales, la exposición también contó con áreas temáticas dedicadas a la industria, el arte, la música y los deportes. Se realizaron espectáculos, conciertos y eventos culturales para entretener a los visitantes, y se llevaron a cabo competiciones deportivas, como el Campeonato Mundial de Boxeo y el Campeonato Mundial de Patinaje Artístico.

La Exposición Internacional de Barcelona de 1929 tuvo un impacto significativo en la ciudad y contribuyó al desarrollo y embellecimiento de Barcelona. Muchos de los edificios y espacios construidos para el evento continúan siendo importantes puntos turísticos y culturales en la actualidad, y su legado arquitectónico sigue siendo admirado por su belleza y singularidad.

Cabecera: Logan Armstrong en Unsplash

¿Listo para probar?

Crear una cuenta lleva menos de 2 minutos.

Prueba Totepass gratis →